Consejo: recordar el objetivo de asistir a un círculo en el opus dei

diciembre 23, 2008

En Camino el punto 845,  se lee  “(…) yo…siempre meto los clavos por la punta”.

Cuando lo lei la primera vez a mis quince años, no entendí nada, luego la numeraria que nos daba el círculo nos dijo: un círculo ayuda cuando se practica lo que se ha explicado.
Por ejemplo en el círculo se habla de la Santa Misa, y me propongo ‘no distraerme en la lectura del Evangelio”, practico una cosa y sólo una, eso sí lo practico cada día durante toda la semana.

Vivo 1 punto, y ese lo hago bien y además es asequible..un punto y sólo uno y con eso se mejora todo lo demás. Un punto y el clavo entra con facilidad.

Pienso que es interesante recordarlo de vez en cuando, porque después de oir muchos círculos, no podemos aprender nada nuevo. Tampoco es cuestión de que el círculo nos anime con efecto subidón. El circulo pone al alcance de la mano, de un modo sencillo, fácil y asequible a todos el crecimiento de la vida cristiana.

“La práctica de cualquier cosa nos convierte en expertos”


Circulo sobre alegría. Tomás de Aquino

diciembre 9, 2008

El esquema es: los cinco consejos que da Santo Tomás de Aquino para combatir la tristeza o lo que es lo mismo 5 cosas que son fuente de alegría para el hombre.

Hay que leerse de la Suma Teológica(poner aqui la cita)

Primer consejo: disfrutar de los pequeños placeres o gozos, tan caseros que tiene la vida cotidiana. San josemaría aconsejaba: haz fácil y agradable la vida a los demás, la virtud hay que hacerla simpática, pto de camnio de los modales bruscos…

Segundo consejo: Poder llorar y contar mis penas a alguien que me quiere bien. Un aspecto que es muy bueno con la costumbre de la charla fraterna y encima hay gracia de Dios que más quieres.

Tercer consejo: Compartir con los amigos. Cuando mis trabajos, esfuerzos, problemas, preocupaciones no son mios sino que somos varios y estamos unidos, las dificultades en lugar de ser fuente de crispación son fuente de unión, cariño, alegria y de diversión. Además si un amigo sufre al verme sufrir, entonces comprendo que me ama y eso alegra profundamente.

Cuarto consejo. Hacer de verdad oración mental. La contemplación de la verdad es una fuente fortísima de alegría.

Quinto consejo: El dolor se mitiga con el sueño y los baños, ( tiene mucha gracia leer este pasaje).

Y sobretodo lo que da alegría es un corazón recto, a mi me gusta una frase de San Josemaría dicha como de pasada, “Si buscáis al Señor …no os faltará la alegria”