Consejo: recordar el objetivo de asistir a un círculo en el opus dei

diciembre 23, 2008

En Camino el punto 845,  se lee  “(…) yo…siempre meto los clavos por la punta”.

Cuando lo lei la primera vez a mis quince años, no entendí nada, luego la numeraria que nos daba el círculo nos dijo: un círculo ayuda cuando se practica lo que se ha explicado.
Por ejemplo en el círculo se habla de la Santa Misa, y me propongo ‘no distraerme en la lectura del Evangelio”, practico una cosa y sólo una, eso sí lo practico cada día durante toda la semana.

Vivo 1 punto, y ese lo hago bien y además es asequible..un punto y sólo uno y con eso se mejora todo lo demás. Un punto y el clavo entra con facilidad.

Pienso que es interesante recordarlo de vez en cuando, porque después de oir muchos círculos, no podemos aprender nada nuevo. Tampoco es cuestión de que el círculo nos anime con efecto subidón. El circulo pone al alcance de la mano, de un modo sencillo, fácil y asequible a todos el crecimiento de la vida cristiana.

“La práctica de cualquier cosa nos convierte en expertos”

Anuncios